. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .

INFORMES BANCARIOS

 

Los bancos deberán informar depósitos mayores a $40 mil sólo de clientes "eventuales".

Además, deberán realizar un perfil completo de sus clientes habituales.

 

Rige una resolución que unifica criterios entre la Unidad de Información Financiera (UIF) y el Banco Central, según la cual las entidades bancarias deberán trazar un perfil de los clientes habituales e identificar otro tipo de operaciones ocasionales . El objetivo es controlar el lavado de dinero.

Los bancos deberán informar al Gobierno los depósitos superiores a los $40.000. Así lo dispone la resolución 121/11 UIF. Además, deberán realizar un perfil completo de sus clientes habituales.

La misma deroga la resolución 37, emitida en febrero por la UIF, que disponía una serie de controles sobre los clientes con operaciones anuales de más de $500.000.

También,  la entidad debe verificar que el cliente "no se encuentre incluido en los listados de terroristas y/u organizaciones terroristas".

José Sbatella, titular de la Unidad de Información Financiera (UIF), indicó que la iniciativa apunta a “diferenciar los clientes eventuales de los permanentes”.

Sbatella afirmó que el control “es para el sistema de cuentas corrientes y cajas de ahorro y que no correspondan a clientes permanentes de los bancos, que ya tienen un perfil identificado”. Añadió que “estas cuestiones de inusualidad saltan inmediatamente”.

Se efectúa una distinción entre clientes habituales y ocasionales; disponiéndose que serán considerados habituales aquellos clientes “con los que se entabla una relación de permanencia (cualquiera sea el monto por el que operen) y aquellos clientes con los que si bien no se entabla una relación de permanencia, realizan operaciones por un monto anual que alcance o supere la suma de pesos sesenta mil ($ 60.000) o su equivalente en otras monedas”, en tanto que los clientes ocasionales son aquellos “con los que no se entabla una relación de permanencia y cuyas operaciones anuales no superan la suma de pesos sesenta mil ($ 60.000) o su equivalente en otras monedas”.

La resolución también establece que los bancos deberán tener esa información a disposición de la UIF en un sistema online. Además, deberán denunciar aquellos Reportes de Operaciones Sospechosas (ROS), es decir, aquellas que involucren "montos inusualmente elevados, la complejidad y las modalidades no habituales de las operaciones" o aquellas que incorporen "paraísos fiscales" o países identificados como no cooperativos por el GAFI.


Entre las principales modificaciones señalamos:
- Se indican cuáles son los requisitos que debe reunir el Oficial de Cumplimiento para ser designado, así como la posibilidad de que sea asistido por un Comité de Control y que se designe un Oficial de Cumplimiento suplente.
- Antes de iniciar la relación comercial o contractual con los clientes, los Sujetos Obligados deben identificarlos, verificar si se tratan de Personas Expuestas Políticamente y que no se encuentren incluidos en los listados de terroristas y/u organizaciones terroristas.
- Se efectúa una distinción entre clientes habituales y ocasionales.
- En lo que refiere a los depósitos en efectivo, se prevé especialmente la identificación de los depositantes cuando el mismo alcance o exceda la suma de $ 40.000 o su equivalente en otras monedas.
- Para el caso de detectarse operaciones inusuales, se deberá profundizar el análisis de las mismas con el fin de obtener información adicional que corrobore o revierta la/s inusualidad/es, dejando constancia por escrito de las conclusiones obtenidas y de la documentación respaldatoria verificada, conservando copia de la misma.
- Se dispone expresamente que estas obligaciones no podrán ser delegadas en terceras personas ajenas a los Sujetos Obligados.
- Con relación al legajo de cliente, el mismo deberá contener lo relativo a su perfil y todo dato intercambiado entre este y el Oficial de Cuenta del Sujeto Obligado.